People

Una renovación de espacios inspirada en la filosofía Tul

2021 no solo ha sido un año de crecimiento para Tul sino de adaptación a la nueva normalidad; a un grupo cada vez más amplio; a nuevos países y ciudades. Uno de los aspectos en que buena parte del equipo ha visto una importante evolución, es en las oficinas, pues en los tres países se ha dado una renovación en este sentido: iniciando por la sede principal en Bogotá, a la que los trabajadores retornaron a la presencialidad; luego en Quito y cerrando con Ciudad de México.

Pero más allá de una simple mudanza, este cambio de espacios corresponde a una filosofía empresarial en la que prima el bienestar de las personas. Tal como asegura Sebastián Ponce de León, Chief People Officer – CPO de Tul, mantener espacios de trabajo adecuados para el desarrollo del trabajo individual y grupal es una prioridad. Por lo tanto, en un contexto de crecimiento exponencial como el que ha presentado Tul, las oficinas se estaban quedando pequeñas: los equipos no pudieron estar juntos y no se contaba con el suficiente espacio para desarrollar sus actividades cómodamente.

Ahora bien, es importante resaltar que no solo se buscó contar con espacios que fueran cómodos para cada trabajador, sino que además pudieran expresar esos valores que caracterizan a la empresa. En este sentido, el CPO de Tul asegura que, “se crearon espacios abiertos, siguiendo la filosofía de que todos acá somos accesibles, no hay oficinas cerradas. Además, estos permiten la colaboración y cuentan con detalles que conectan con el sector ferretero; desde los nombres de las salas, hasta los materiales que usamos”.

Por su parte, Manuela Vélez, Head of People de México, asegura que: “pasamos mucho rato en la oficina, por lo tanto debemos tener espacios donde nos sintamos en casa, es decir cómodos y con todo lo que necesitamos para que nuestra mente y consciencia este tranquila. Tener espacios de trabajo es un arte y soy fiel creyente que los espacios debemos pensarlos en relación a las diferentes personalidades de un equipo y rituales de trabajo. Por ello un mix de espacios es un gran Win».

 

William Alban, People Business Partner en Ecuador, resalta: «previamente, veníamos de trabajar en un CoWork, donde se fue notando el crecimiento acelerado que hemos tenido. En un punto no cabíamos y tampoco podíamos darle nuestra identidad a este lugar. Ahora, con un espacio propio, vamos a fortalecer nuestra identidad y vamos a construir una cultura sólida y orientada a los resultados. Una cultura Tul. Está es nuestra casa y es el lugar de donde nacerán cientos de ideas que buscarán mejorar la calidad de vida del ferretero ecuatoriano.»

Así mismo Natalia Fonnegra Head of People en Colombia, asegura: «las nuevas oficinas de Bogotá son un espacio en donde podemos interactuar, vivir y sentir a las personas. Acá todos tenemos acceso a todas las personas  y áreas, incluso a los fundadores, lo que permite que evolucionemos más rápido. Es muy diferente vivir la cultura empresarial en persona, porque la virtualidad tiene muchos limitantes».

 

 

El bienestar de los trabajadores, sin duda es entendido como un factor indispensable para la productividad; sobre todo en startups que presentan crecimientos tan rápidos como el de Tul. Saber responder a la misma velocidad a estas necesidades ha sido un factor fundamental que hoy queda plasmado en los nuevos espacios y oficinas.

En época de retorno a la normalidad, este es un aspecto todavía más relevante. Muchas empresas decidieron manejar virtualmente sus operaciones o con modelos híbridos que mezclan la presencialidad con la virtualidad. Tul ha implementado un modelo, en el que, con el objetivo de maximizar la productividad de cada uno de sus trabajadores, genera espacios físicos y virtuales que promuevan la eficiencia a la vez que permitan vivir la cultura startup.

Lee también: de RRHH a People: la evolución del equipo Tul 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *