People

Los valores que nos hacen únicos

Mantener la filosofía de emprendimiento y el ADN de la compañía es uno de los grandes retos de las startups. Sobre todo teniendo en cuenta sus acelerados niveles de crecimiento que van desde las operaciones, hasta el número de empleados alrededor del mundo.

Es así que Tul ha construido unos valores que muestran con claridad la filosofía que inspiró su fundación, con el fin de transmitir sus principios e impulsar el pensamiento emprendedor en cada uno de sus miembros.

Los invitamos a conocer los valores Tul en nuestras propias palabras y cómo los vivimos en el día a día:

Out of the box – Pensar fuera de la caja

Para llegar a crecimientos como el que ha tenido la empresa, y abarcar un mercado cada vez más amplio, es necesario pensar fuera de lo tradicional y no tener miedo a romper el esquema. La palabra ‘imposible’, debería convertirse en una inspiración para retarse a romper la barrera o el molde.

• La invitación es a tener presente que el mundo no está inventado, y que desde Tul podemos seguir reinventando el sector ferretero y constructor, en pro de mejorar la vida de todos los que hacen parte de estos segmentos.

Street tech – Tecnología callejera

Tul tiene como uno de sus principios la tecnología, y la meta es, por medio de esta, transformar una industria que ha sido demasiado tradicional y apegada a viejos esquemas. Para esto se han fusionado estrategias de trabajo de calle con recursos tecnológicos, con el fin de darle autonomía a los clientes y que se apropien de nuestra herramienta digital y sus funcionalidades, para el crecimiento de sus negocios.

• Para esto, la invitación es a que a diario cada miembro de Tul se cuestione sobre la forma en que la tecnología puede mejorar sus tareas, así como la vida de los ferreteros, automatizando, optimizando y haciendo cada vez más eficientes sus procesos.

Lee también: Una renovación de espacios inspirada en la filosfía Tul 

Customer Obsession – Obsesión por el cliente

Se basa en poner al cliente y sus necesidades cotidianas, como centro de cualquier decisión que tomemos. El negocio de Tul nace con el objetivo principal de mejorar las condiciones de los clientes e impactar sus negocios y sus vidas positivamente. Es en este punto en donde radica el gran diferencial, que nos convierte en el verdadero aliado del ferretero; pero además, es de dónde sale la posibilidad de pensar en nuevos servicios y verticales que sean realmente funcionales y estén a la vanguardia, y tengan buena acogida en el mercado.

• Es por esto que, queremos cuestionarnos constantemente cómo podemos mejor la vida del cliente, ayudarle a facilitar sus actividades, darle un valor agregado, educarlo, etc.

Lee también: El jugador del partido es el ferretero 

Objective driven – Conducidos por los objetivos

Radica en la capacidad de identificar con claridad cuál es esa meta o fin último de un proyecto, y ‘meterse de cabeza’, con toda la determinación, disciplina y pasión para dar en el objetivo. Esta es una filosofía de vida que motiva a no quedarse en las ideas, sino a trazar procesos de trabajo realistas que permitan generar resultados y volver realidad los proyectos.

• Con esto en mente, es necesario definir con claridad cuáles son esas metas a largo plazo que queremos alcanzar, así como los pasos y compromisos necesarios que nos llevarán a cumplir las metas.

Smell the people – Oler a la gente

Se basa en pensar constantemente en las personas; acercarse para entender y percibir sus necesidades; saber que el humano está en el centro de la operación. Así seamos una empresa de tecnología, nos debemos a las personas y nos dedicamos a atenderlas, a conocer sus necesidades y poner las herramientas tecnológicas a su servicio.

• La invitación es a que trabajemos por y con las personas, para lo cual se hace necesario el contacto humano, tanto con el equipo de trabajo, como con el cliente.

Fast space – A paso rápido

La velocidad es una constante dentro del mundo startup, y para tener éxito en este contexto y mantenerse a la cabeza de la industria, es necesario poder responder con la misma rapidez que demanda el mercado. Para esto se hace necesario ir en contra de la burocracia y de los conceptos del mundo corporativo tradicional.

• Se vuelven entonces prioritario tomar decisiones rápidas y encontrar el modo de optimizar los tiempos y procesos, sin que estos pierdan su rigurosidad. Es un ejercicio para el que todo emprendedor debe conocer sobre los procesos que dominan el mundo startup.

Conocer, vivir y adaptar estos valores a la cotidianidad, independientemente del rol que se desempeña en la compañía, es la forma en que podemos llenarnos de ese espíritu emprendedor que ha llevado a Tul a convertirse en una organización que no solo tiene una gran dinámica de crecimiento, sino que transforma negocios y mejora vidas.

Lee también: de RRHH a People: la evolución del equipo Tul 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.